• Lorena
  • DanielEliminado
  • YangyangNominado
  • MaicoNominado
  • MiguelEliminado
  • YolandaEliminado
  • Juan AntonioEliminado
  • PetraEliminado
  • JavierEliminado
  • Rubén
  • Miriam
  • NereaEliminado
  • Pilar
  • LauraEliminado
  • Christian
  • CristianEliminado
  • MinaEliminado
  • CarlotaNominado
  • Carlos
  • Hugo

Sin Carlos todos ganan, incluso Mina.

Salió Juan, un concursante que se ha caracterizado por permanecer en la sombra. Estar detrás de las faldas de su amiga Pilar y no revelarse ha sido su peor defecto. Juan no será recordado cuando hablemos de esta edición, a pesar de su extravagante estilismo. Su poca determinación y su escasa fuerza le han hecho perder la batalla que llevaba manteniendo con Mina durante su última semana.

Exageradas las reacciones de Pilar y de Yangyang al conocer la identidad del eliminado. Esperaba drama, pero no uno tan forzado y poco creíble. Aunque debo admitir que el papelón de Yang me divierte y el de Pilar me cansa sobremanera. Mina fue la única persona en pensar que probablemente Pilar no es tan favorita fuera. Si la zaragozana contara con el apoyo del público, su amigo no hubiera salido expulsado.

Es lo que está ocurriendo con Maico, que se salva semana a semana por el apoyo de los fans de Hugo. Mina fue lista y por eso le dio sus tres puntos a Pilar, porque supuso que podría ganarla en la sala de expulsión. No obstante, no consiguió sacarla a la palestra. Los nominados iniciales fueron Mina, Yangyang y Maico, pero las chicas, que tienen el poder esta semana, hicieron uso del poder de la salvación y salvaron a Yang, haciendo subir a Carlos y a Dani a la lista definitiva. Curioso que Laura, que afirmó que Mina era su ganadora, decidiera salvar a Yang en vez de a la persona que la apoyó en sus dos últimas semanas de convivencia. Es evidente que la andaluza votó por Yang porque sabe que se encuentra entre los favoritos del público, y ella siempre quiere quedar bien. Es su objetivo.

Carlos, Mina, Cristian F y Yang

Reconozco que Miriam y Laura empiezan a darme pereza. A las tres de la madrugada, Laura ya empezaba a pelotear a Carlos. No vale para la discusión ni se defiende con determinación. Lo suyo es lo políticamente correcto de ahí no hay quien la saque. Entraría mil veces a Gran Hermano y Laura caería siempre en los mismos errores. Los que la llevaron a la expulsión y los que hacen que aquí no nos la creamos. Tengo mis esperanzas depositadas en Miriam, aunque tampoco la veo por la labor de saldar cuentas. Vamos a ver qué pasa.

La que se va a quedar muy sola el próximo jueves si sale Carlos es Mina. Es su único apoyo, y me encantaría que eso pasara. Me gusta Mina como concursante, y me apetece verla jugar sola. No hay nada de malo en ello, aunque para ella sea un handicap de cara a las nominaciones al no contar con muchos puntos para defenderse. Al fin y al cabo, aquí decide el público, y todos deben pasar por ese juicio. Mina superó ayer el suyo, aunque por los pelos. Quizás sin Carlos se abra una nueva vía en el juego para ella y nos sorprenda para bien.

Mina mantiene un buen discurso, aunque a veces se pasa. Da la sensación de que disfruta escuchandose a sí misma y de que todo lo hace bien. Esa es la pega.